Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

22/02/2017

Arrano beltza

El Arrano Beltza ha sido demonizado, y muchos han pagado caro el atrevimiento de posar con tal símbolo, o el acudir a partidos de fútbol con banderas con su dibujo. Todavía me pregunto por qué el Lauburu ha sido aceptado sin problemas y el arrano ha tenido tanta controversia y oposición.

No hace muchos años coloqué un eguzkilore y un arrano en la puerta de casa en el pueblo, y fue arrancado una madrugada, igualmente un grupo de montañeros colocamos un arrano en Kostalera y fue arrancado y tirado una vez al precipicio, lo encontramos y lo volvimos a poner hasta que desapareció para siempre. Posteriormente en su lugar pusimos un dibujo del arrano y ha sido rayado con saña.

Hemos recibido con gratitud las nuevas noticias que oímos, oficialmente por lo menos se ha dejado de perseguirse, y se le ha considerado como un símbolo lícito y por el que nadie puede ser penado por exhibirlo en público. Traigo aquí a colación lo ocurrido con un hincha de Osasuna que fue incoado a una multa entre 3.000 y 60.000 euros por llevar una camiseta con el arrano, no es el único caso también conozco a un vecino de Gasteiz que fue llevado a juicio por vestir dicha vestimenta en un partido de Osasuna-Alavés, el juez anuló la multa.

 

 

No salgo de mi asombro, y por si acaso he hablado de esto cuando ya se puede, cuando parece que el tema ha perdido peligrosidad. Y es por ello que quiero loar el origen y lo que el arrano beltza supone para los navarros.

El arrano fue el símbolo, el sello por lo menos de Sancho VII el Fuerte (1194-1234), seguramente también de sus antecesores, por lo que es un símbolo navarro, antiguo y de un gran prestigio, es por tanto bastante anterior a las cadenas.

111.jpg

El escudo con el arrano aparece en la concesión de los fueros a Viana (1219).

El edificio de la Diputación de Navarra, actual Gobierno de Navarra, conserva en su interior un centenar de figuras del arrano, que mientras en la calle era perseguido en la Diputación de Navarra se sentaban y se siguen sentando mandatarios navarros en sillas con el arrano.

Dejar un comentario