Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

05/10/2020

Fallecimiento de Honorato Zudaire Carlos

Honorato ha muerto a los 88 años. Tengo que decir que me da una gran tristeza, y es una pena no haber podido coincidir más con él, y haber charlado largamente sobre lo que más le interesaba la espiritualidad.

Su vida ha sido de las más interesantes que se pueden contar. Fue un chico normal del pueblo. Nació en una familia numerosa. Hijo de José María Zudaire, de Nazar y Modesta Carlos de Asarta. Si no estoy equivocado fue el hijo menor, antes habían llegado Antonia, Reme, Loreto, Celes, Jesús, Fidel, Bienve, Eloy y Miguel, que se fue para las Américas. 

De pequeño hizo las travesuras de todos los niños del pueblo, también según me contó trabajó como todos en el campo, y también estuvo de pastor, y desde los Pinotes vigilaba todo el pueblo de aquellos años, lleno de vida, las calles repletas de niños, mayores y animales de todas clases. Desde los pinotes se vivía lo que el resto vivía en el pueblo. 

Como muchos de su edad ingresó en la Orden de los Clérigos de San Viator. Estudiaron en esta Orden que yo sepa su hermano Jesús, y sus sobrinos Rufino, Patxi y José Ramón, el cual llegaría a cantar Misa, murió hace unos años a los 55 años. 

 

 

honor.JPG

Honorato cantaría misa hacia 1962. Todavía recuerdo ese día. Un día de los inolvidables en el pueblo. Todo el pueblo se vistió de gala. La iglesia limpia como chorros de oro. A la entrada de las paletejas se hizo un arco con ramas de bojes y flores. Concelebraron más de siete curas, el mismo día tomó la primera comunión Tere. 

En esta fotografía se ve la Iglesia de Nazar, tal como era en aquellos años, con pinturas en el techo y el púlpito. 

En aquella ocasión después de cantar Misa, estuvo unos días por Nazar, bajó a comer a nuestra casa, hablaba distinto a todo el mundo, fue la primera vez que oí hablar de pobreza, de justicia, de equidad... me impresionó. No recuerdo que volviese desde esa vez ninguna otra, hasta que lo hizo hace dos años. 

Ya sacerdote, se plantea el servicio a Dios desde el servicio a los pobres, no coincidiendo en la mayor parte de los aspectos con los superiores, por lo que llega un momento en que solicita abandonar la Congregación,  se le concede un tiempo de reflexión y experiencia fuera de la comunidad religiosa. 

De España se traslada a Chile hacia 1970, donde se integra con dos sacerdotes compañeros de estudios universitarios, regenta una parroquia campesina en Puente Alto. Sacerdotes comprometidos, con un modo de vida austero y pobre. Se ganaron el aprecio, la estima y el cariño de todos. Vivían entregados al pueblo. Honorato repartió todas sus pertenencias llevadas desde la Península entre sus feligreses más necesitados. Vivían en una espiritualidad lo más parecido a Jesús. 

 

Estos tres sacerdotes tenían relación diaria y cercana con la comunidad de Las Nieves de los Clérigos de San Viator, y algunos de estos fueron invitados a participar de esta vida austera y espiritual, con ideas contrarias a la jerarquía de la Iglesia, tachándolos de corruptos y anticristianos. 

Hubo una ruptura entre unos y otros, intervino la jerarquía eclesiástica, también los superiores de la Congregación. 

A Honorato se le echó de la parroquia en la que ejercía, y recibió la orden de integrarse en la Congregación. No le pareció justo y se apartó definitivamente de ella. Se le invitó a que volviese de nuevo a España. No aceptó y fue expulsado de la Congregación. 

Honorato vivió toda su vida comprometido con lo que comenzó, sirviendo a Dios por medio de los más necesitados, los más pobres, con la intención de construir una nueva sociedad, con nuevos valores basados en la justicia, la equidad y la búsqueda del bien para todos, no solo para los privilegiados. Una lucha por llevar un mendrugo de pan a los más pobres. Sin olvidar la espiritualidad. 

Hace dos años tuvimos la oportunidad de tenerlo entre nosotros unos días,  llevaba 45 años sin pisar el pueblo. 

IMG-20180429-WA0009.jpg

Tuvimos la ocasión de charlar, no tanto rato como nos hubiese gustado, pero estuvimos tomando un vino y comiendo en la sociedad. Hablando de los tiempos antiguos, hablando del Nazar que el dejó hace 45 años. 

Nos ha contado en dos pinceladas como ha vivido estos años, en Chile, Uruguay y Argentina. Nos llamó la atención a pesar de su espiritualidad, la realidad que tiene de la sociedad actual, con un trato cercano, sosegado, y humano. 

No sé porque circunstancia nunca envío un mensaje, un artículo, una opinión a este blog. 

 

gerardo_o.jpg

No conozco cual ha sido la causa de la muerte. Fue bonito coincidir después de 45 años con un hombre sensato, entero y con unas convicciones religiosas profundas. Tuvo que suponerle un gran regocijo volver a ver su pueblo, algo cambiado, a su familia... 

Nos hemos hecho una idea de lo que tiene que suponer volver a lo que ha sido tu hogar, tu familia, tu pueblo después de tantos años... Volver a ver lo que tantas veces lo ha imaginado. 

 Su sitio preferido era el mismo que para muchos nazarenos, los pinotes. 

Hemos perdido un luchador, un filósofo, que como ha vivido tan lejos de nosotros lo hemos conocido muy poco, pero que ya desde antiguo dejó marca en el pueblo, o por lo menos a mí, en aquella comida hablando con mis padres de cosas y usando palabras que no las había oído en la vida. 

Honorato tu lucha ha merecido la pena. Tenía que haber muchos Honoratos como tú, dispuestos a luchar contra las jerarquías tan enquistadas y envueltas en sus grandes túnicas y anillos. 

Comentarios

Hola...
primero quiero agradecer las palabras hacia mi padre, hermosas, hermoso gesto. Soy su única hija biológica, pero el tuvo otras de corazón...

Les agradezco mucho las palabras y el tiempo dedicado con tanto cariño.

Atte,

Paz

Anotado por: PAZ MURIEL ZUDAIRE MUÑOZ | 08/10/2020

Muy buenas Paz, te acompaño y te acompañamos en el sentimiento, una gran pérdida la de tu padre, sabes que tuvimos la oportunidad de estar con él hace dos años.
Saludos

Gerardo Luzuriaga

Anotado por: Gerardo | 08/10/2020

Hermosas palabras para una hermosa persona.
Soy parte de un grupo de amigas que cruzamos nuestras vidas bajo el hermoso cielo de una pequeña ciudad de la provincia del Choapa en Chile, y por esos regalos que a veces nos da la vida, cuando los damascos del valle estaban es su mejor momento para alimentar nuestros cuerpos, conocimos al Tio Honorato. Desde ese día paso a ser nuestro Tio y a formar parte de nuestras familias. Compartimos tardes junto al fogón y noches bajo el cielo estrellado, nuestras penas y alegrías, celebramos la vida, la amistad, buscamos juntos el sentido de la vida.
Su raíces y las mías de alguna forma también se cruzaron en el norte verde de España, y juntos viajamos a reconocer los lugares y gentes que siempre estaban en su mente y corazón.
Nos hará falta su luminosa, alegre y gentil presencia en nuestras tertulias de los días miercoles.
Seguiremos trabajando por ser mejores personas bajo la luz de sus enseñanzas sabias y amorosas y agradeceremos siempre el tiempo-vida que nos regaló.

Anotado por: Gabriela Corral Mendez | 09/10/2020

Emocionante relato, parte de la biografía de este hombre especial que nos hizo vibrar muchas veces con los recuerdos de su niñez y de su familia y amigos ... Dios lo puso en nuestro camino en esta lejana Provincia del Choapa, para orientarnos , apoyarnos y educarnos en la búsqueda de nuestra trascendencia ...entregándonos su amor, humildad y sabiduría que nos permitió crecer en nuestro desarrollo espiritual ... Sabemos y sentimos que estamos unidos eternamente con él y que desde esa otra dimensión continuará apoyándonos y orientando .... Gracias al Altísimo por habernos permitido demostrarle nuestro agradecimiento y amor fraterno en la última etapa de su vida !!!

Anotado por: Ana Arcaya | 10/10/2020

Me sumo a las palabras de Gabriela y Anita , son mi familia Almica la que formamos junto a ti mi querido Honorato, yo solo agradecer haber coincidido contigo en este planeta y disfrutar tantos momentos juntos , tu para mi fuiste Y serás alguien muy especial que me recordaba cada miércoles porque estoy aquí y para que y no lo he olvidado , Estarás siempre en mi corazón y cuando sea mi momento nos volveremos a ver de eso no tengo la menor duda , hasta siempre mi querido amigo .

Anotado por: Leticia Salas Cortes | 10/10/2020

Nieto de tu hermano Jesús, nunca tuvimos la oportunidad de encontrarnos, espero que hayas disfrutado de una vida plena y desearte que tenga un buen viaje al otro lado.

Anotado por: Aritz Zudaire | 11/10/2020

Dejar un comentario