Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

23/11/2020

MILAGROS CRESPO

Ha fallecido Milagros. Cada día se me hace más difícil escribir dos líneas sobre los conocidos que nos van dejando. Todas las ausencias son tremendas, esta ha sido inesperada, esta noche ha fallecido,  de repente sin sufrimiento.

Milagros, como mi madre, como la mayoría de nuestras madres llegaron de pueblos cercanos. Milagros llegó de AZUELO, se casó con Eloy Zudaire.

Tal vez por ello por ser las dos de Azuelo, las dos familias tuvieron una gran amistad y solían reunirse en las casas.

Tuvieron tres  hijos, Angelines, Jose Mari, y Oskar, este ya nació en Pamplona.  A principios de los años sesenta hicieron sus maletas y se fueron para Pamplona en busca de mejor vida. Los que nos quedamos en el pueblo vivimos esta marcha con gran tristeza. Ni que decir que es lo que tuvo que suponer para los que se fueron.

Como la mayoría de los vecinos se dedicaron a la agricultura, completando con la posesión de dos cabras, alguna cerda, conejos y gallinas.  

Se quedó viuda joven, toda su vida ha tenido una gran entereza.

Milagros se ha caracterizado por su carácter jovial y alegre, siempre risueña y positivista. Una mujer a la que se le veía rebosar alegría y disfrutaba hablando con todos los del pueblo.

Por lo menos esta casa, la casa de los ZUDAIRE,  no queda cerrada, sus tres hijos mantienen un contacto estrecho con el pueblo, alguno es de los pocos vecinos que quedan por el pueblo.

Milagros se ha ido y con ella se va un poco de Azuelo, un poco de Zufía, un mucho de Pamplona y qué no decir de Nazar. Aunque siempre quedarán los recuerdos, mis hermanos recuerdan cuando subían Eloy y Milagros a casa y los despachaban pues hablaban de las cosas de mayores como se decía entonces, el recuerdo de verla por las calles de Nazar paseando, dando la vuelta al carbón con el grupo de mujeres,  y especialmente en la fuente por las mañanas de verano metida junto con otras mujeres en las frías aguas  de la fuente de Nazar en traje de baño.

A pesar de su edad supone una pérdida irreparable  para nuestro pueblo, tan necesitado de todos, nuestra más sentida condolencia a sus hijos, nietos y biznietos.

Milagros.png

Comentarios

Querida abuela Milagros: No queremos despedirte sin dedicarte unas palabras de agradecimiento, amor y cariño. Sabemos que en tu infancia y los primeros años de tu matrimonio fuiste una trabajadora incansable y este ha sido uno de los valores que te ha caracterizado a lo largo de la vida.
Pero la vida te premió con un trabajo más tranquilo en el Colegio de Médicos, lo que te permitió formar una estupenda familia y cuidar del abuelo Eloy como se merecía.
Tras su fallecimiento nunca te has querido comprometer con ninguna relación, siempre fuiste fiel a tu querido Eloy.
Estos valores de esfuerzo, trabajo y fidelidad has sabido trasmitirlos a tus hijos y nietos, enseñándonos que a pesar de los duros momentos que a veces pasamos en la vida, la familia es el pilar fundamental donde sostenerse.
Siempre has estado con nosotros en lo bueno y en lo mano, compartiendo y ayudando en lo que podías y, por ello, te estaremos eternamente agradecidos.
Recordamos con cariño los veranos en Nazar, la recogida del agua de la fuente, las vueltas al carbón, las comidas... !Menudas comidas! Las croquetas y las natillas y otros tantos sabores que siempre nos recordarán a ti. Las fiestas del pueblo en las que se llenaba la casa de seres queridos y mucha alegría... !Qué lindos recuerdos!
Mención especial a la época que tuviste tras tu merecida jubilación, llena de viajes por toda España con tu cuadrilla Mariano y Maria, la tía Puri, tu hermana Mari Paz. Os imaginamos juntos para siempre, bailando la Paloma y los pajaritos, siempre felices, !qué gusto daba veros!
Y al final, abuela, aunque tus piernas no te siguieran y tu cabeza poco a poco se iba alejando de nosotros, nunca te faltó una sonrisa para tus biznietos Koldo y Maier, a los que has querido con locura. Era precioso verte con ellos.
!Te quejarás de familia, abuela! Hijos, nietos, biznietos, has dejado un gran legado en este mundo y solo podemos agradecerte por haber formado esta gran familia. Siempre estarás presente en nuestras vidas porque el amor que nos has dado no se olvida. Ahora nos toca vivir esta vida sin ti. !Qué tristeza!
Te has sido sabiendo que estamos todos bien.
Esperamos que en esta nueva etapa disfrutes con el abuelo Eloy. Os echaremos mucho de menos. Gracias por todo.
Tus hijos, nietos y biznietos.

Anotado por: Gerardo | 30/11/2020

Dejar un comentario