Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

21/11/2018

Aiegi

Aiegi ha decidido en referéndum seguir perteneciendo a la zona no euskaldun de Navarra. La consulta consistía en seguir en la zona actual, es decir en la no euskaldun o pasar a formar parte de la zona mixta.

En teoría nada se puede decir de este proceso, el Ayuntamiento ha decidido dar la palabra al pueblo con carácter vinculante, y así se ha realizado. El pueblo ha votado:

391 quedarse como ahora

361 pasar a la zona mixta

El resultado, por tanto, aunque ajustado es claro, se quedan como están, en la zona no euskaldun.

En teoría nada que decir, las reglas del juego eran así, a los 361 vecinos que han perdido la consulta no les queda otro remedio que acatar y aceptar el resultado deportivamente.

De todas maneras, yo que no soy ni del pueblo, ni vecino del pueblo, por lo que no he tenido la posibilidad de tomar parte en el escrutinio, ni tampoco me incumbe directamente el resultado, aunque sí indirectamente como navarro que soy, este proceso y este resultado me ha hecho reflexionar.

- Este resultado, en un primer momento a los que queremos y creemos en una Navarra también euskaldun aparte de castellana, nos ha dejado noqueados, y no por que no esperásemos que podía ocurrir.

- Pero en un segundo momento, yo me pregunto si con el tiempo este resultado tan adverso, a pesar de haber perdido la votación  no se convertirá en algo positivo y que la población de Aiegi, especialmente los que están a favor de que el euskera sea lengua cooficial con el castellano no se esforzarán un poco más para que el euskera siga siendo visible.

No es de extrañar que ese impulso de parte de los vecinos haga que todavía se use más, y que los que han perdido esta batalla salgan más concienciados y con el tiempo salgan fortalecidos. Hay que tener en cuenta que en la votación tan solo ha habido una diferencia de 30 votos.

Un idioma no se conserva tan solo por el apoyo institucional, porque se pongan dos placas en euskera y porque se impriman cuatro papeles en euskera, aunque esto también es importante. Para conservar vivo y presente un idioma es preciso que el pueblo, los vecinos se comprometan y estén por la labor de fortalecerlo.

Espero y lo digo en serio que esta pérdida en las urnas sea un estímulo para seguir trabajando en favor de nuestro idioma. Ya que por mucho que se haya votado no pertenecer a la zona mixta, Aiegi, como el resto de Navarra tiene derecho de emplear la lengua vasca. (seguiré)

Gerardo Luzuriaga

Comentarios

Estamos esperando el siguiente capítulo. Este más que interesante...

Anotado por: Koldo | 21/11/2018

Dejar un comentario