Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

09/04/2019

Burgos - Salamanca - Trujillo - Guadalupe

Segundo día por tierras extremeñas. Nos hospedamos en el hotel IZAN de Trujillo,  bonito nombre que creo que proviene del apellido ValdIZAN, un hotel en el que hemos pernoctado los tres días.  Un lugar encantador, con un patio central, comedores y habitaciones de ensueño. 

En el viaje nos ha sorprendido el terreno por el que vamos atravesando, Burgos campos de secano, grandes terrenos llanos de cereal, en Valladolid nos sorprenden las grandes plantaciones de viña nueva, y los pinos de copa redonda, ya una vez pasada Salamanca nos encontramos con  prados verdes con las encinas y alcornoques con ganado de todo tipo, vacuno, caballar, ovino, cerdos... Jaime de Otiñano, no deja de mirar los terrenos abiertos, sembrados de árboles espaciados con abundante ganado.

56669596_351835048783870_5018467404733218816_n.jpg

Viernes a las A las ocho y media cogemos de nuevo el autobús, nos recibe el guía Tomás, el cual nos acompañará los dos días siguientes, un joven agradable y de verbo fluido y apropiado. Nos comenta tanto el paisaje, como la geografía, costumbres y economía extremeña. En dos días nos hemos graduado en historia extremeña. Junto al hotel se encuentra la picota del pueblo. 

Por una carretera estrecha vamos subiendo hacia Guadalupe, atravesamos el geoparque con una vegetación variada, según nos cuenta el guía muy similar a la de los Apalaches. Guadalupe significa río escondido. El Monasterio es majestuoso. En estos momentos viven 10 frailes franciscanos, durante siglos ha sido regentado por los Jerónimos. 

La imagen de la virgen es de madera negra.  

Un lugar montañoso rodeado de montañas en estos días nevadas. En la Puebla de Guadalupe nació Gregorio Lopez, recopilador de las 7 partidas. Por la tarde volvemos a Trujillo, donde visitamos los diversos palacios, alcazar y otras joyas arquitectónicas. Pero eso lo veremos en otra entrada. 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario